Últimos temas
» I .- Reglamentos
Vie Abr 08, 2016 9:38 am por Poringsita

» Armando mi nidito!
Miér Ene 27, 2016 6:44 pm por Ñire

» La Pluma y la Ficción [Cambio de botón-Elite]
Dom Nov 08, 2015 6:31 pm por Invitado

» ▬ KI NO JIKAN [BORRADO DE BOTON -REAPERTURA ELITE]
Mar Oct 20, 2015 3:04 pm por Invitado

» [Crossover] Moulin Rouge
Mar Sep 22, 2015 6:01 am por Raspberry

»  [Saint Seiya The Lost Canvas||AU||Kardia x Calvera] Volveremos a vernos.
Dom Sep 20, 2015 5:50 am por Morthond

» ▬ UNHEILIG ROL [CONFIRMACIÓN ELITE]
Lun Sep 07, 2015 5:29 pm por Invitado

» Requiem of Fiore {Confirmación ~ Hermana}
Dom Sep 06, 2015 12:12 am por Invitado

» Chicos vs Chicas
Vie Sep 04, 2015 7:22 am por Algodón de Azúcar

Anuncios
★28 de Julio★ Se inaugura "Rol Fantasía"

★13 de Agosto★ Primer trama grupal estrenada: Moulin Rouge

★23 de Agosto★ Se abren dos secciones nuevas: Talleres de Diseño y Talleres de HTML
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Administración
Nyx Hamilthon
Administración General
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Miér Jul 19, 2017 4:09 pm.

[Saint Seiya] Dos Siglos | ShionxDhko

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Saint Seiya] Dos Siglos | ShionxDhko

Mensaje por Algodón de Azúcar el Mar Ago 11, 2015 5:41 am

Adiós

— Aunque separados… nuestros corazones aún están unidos… —

Le escuchó decirle, en su cabeza, en su cosmos, en su corazón, justamente cuando se dedicaba a ir bajando escalón por escalón. Dohko las había visto, claramente en los ojos violetas de Shion.

Lágrimas.

Lágrimas de una despedida, lágrimas de una descorazonadora separación. Y él lo entendía, porque él mismo sentía que dejaba una buena parte de ese corazón que ahora latía lentamente, se quedaba al lado de aquel trono, entre esos ropajes dignos del gran Patriarca del Santuario, en sus memorias, en sus manos. Dohko sentía que se dividía mientras le daba la espalda a Shion, alejándose de él.

Pero es que era necesario, era un mandato Divino. La Diosa Athena se lo había dicho, que debía de cuidar de las estrellas malignas hasta la próxima guerra santa, le dijo que su deber era cuidar del rosario que Asmita había hecho para ellos. Para sellarlos y aun así. Dolía.

Se detuvo en Aries, justamente al inicio de las escalinatas y se giró, sus ojos verdes, se clavaron en lo más alto de las doce casas del Santuario y ahí le pudo ver, a lo lejos, como la túnica del Patriarca, igual que sus hermosos cabellos verdes, se mecían en una suave y cálida despedida. Ahora, el cosmos de Shion inundaba todo el santuario lentamente.

Pero algo debía agradecer, y es que Shion estuviera vivo. Y existían las cartas, y él se juraba que se haría más fuerte, más poderoso, lo suficiente como para que cosmos y el de él, se comunicaran, se conectaran en una comunión íntima entre dos amigos.

Entre dos confidentes. Dos amantes que a escondidas podían darse más que simple charlas, o secretos. Por qué Shion y Dohko eso eran, amantes, confidentes, amigos inseparables. Y ambos sabían que perder al otro, era como perder su propia mitad.

Todo había sido un accidente entre ellos. Desde la forma en que se conocieron en aquella lejana montaña, incluso cuando habían peleado, con sus débiles cosmos, pero Shion le sobrepasaba por su psicoquinesia. Lo sabía, y lo supo, no habría nadie que ocupase su corazón como Shion lo llegase a hacer en toda la eternidad. Y no le importaba en lo más mínimo el quedarse solo, si tan solo pudiera vivir ese pedacito de vida, a su lado. O al menos, sabiendo que él también le extrañaba.

Sonrió, como él solía hacerlo y se acomodó el sombrero de paja antes de darse la media vuelta y continuar con su camino.

La caja de oro pesaba. Pesaba a cada paso, y su corazón no quería bombear más sangre, por la bendición de Athena, y sacaba fuerzas con la sola idea de que esa deficiencia que tenía, le haría vivir tantos años como Shion durase en esa tierra. Y con esa idea, dejó el portal del Santuario atrás.

— Tenemos que ser fuertes Shion… porque nosotros, seremos los que demos paso al futuro — le murmuró al viento, sin dejar de caminar, bajando el sombrero para tapar el sol… y sus lágrimas.


Última edición por Nyx el Mar Ago 11, 2015 6:02 am, editado 1 vez


ID - El templo de la noche

Mis Roles Preciados:








avatar

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 25/07/2015
Edad : 31
Localización : México DF

Ver perfil de usuario http://rolfantasia.foroactivo.mx
Diosa de la Noche
Diosa de la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: [Saint Seiya] Dos Siglos | ShionxDhko

Mensaje por Algodón de Azúcar el Mar Ago 11, 2015 5:42 am

Cartas

El Santuario está muy solitario. Aunque Teneo es una gran ayuda y está mejorando muchísimo, aún está lejos de poder ser digno de Tauro

¿Recuerdas el Jardín de Albafica?, se ha secado

Mandé a levantar un Mausoleo para nuestros compañeros. Me encantaría que lo vieses aunque sea una sola vez.

Algunas veces, me encantaría el poder salir corriendo de aquí, y teletransportarme a Rozan. ¿Es malo?

Tengo dudas Dohko, ¿Qué debería hacer?

Teneo lo ha logrado, Ahora es el Caballero Dorado de Tauro. Si pudieras verlo, estaba llorando el día que hice el anuncio oficial.

Dohko, ¿Y si me equivoco y los mando a la muerte?

Han pasado casi cincuenta años… Teneo ha fallecido hoy. Es… triste verlos morir.

Tenía ganas de llorar cuando Tauro me mostró, la agonía de Teneo. No me di cuenta de que estaba enfermo. ¿Qué clase de Patriarca soy, Dohko?, ¿Soy un moustro?

Hoy hubo un accidente, en uno de los entrenamientos. Dos aprendices han perecido y una decena más, están heridos… Muchas veces creo que soy negligente.

¿Sabes?, Pegaso hoy ha brillado. Al parecer, Tenma te extraña.

Un siglo Dohko… hace un Siglo que te fuiste del Santuario. Hace un Siglo que la nuestra Guerra Santa terminó. Y me pregunto si alguna vez podré ver brillar cada una de las constelaciones en el cielo.

Esta noche, recordé a Dégel. ¿Lo recuerdas tú?, El caballero dorado de Acuario de nuestra época. Encontré uno de sus cuadernillos, no sabía que Kardia, podía dibujar en ellos.

Desde StarHill, siento una nostalgia enorme… Mi maestro estuvo parado aquí también alguna vez. ¿Te acuerdas?, cuando tomo el puesto de su hermano. Lo que me hizo pensar en Aspros y Defteros. ¿Crees que sus almas estén en paz?

Si te dijera, que las reencarnaciones son un hecho. ¿Lo creerías?

Han pasado otros cincuenta años. Comienzo a sentirme realmente viejo Dohko. ¿Y Tú?

Hoy, floreció una rosa roja en las afueras de Piscis. Inevitablemente he comenzado a cuidarla.

¿Sabías que Cáncer, es de las armaduras que más me cuesta reparar?, parece que tiene el mismo carácter que tuvo Manigoldo.

¿Recuerdas la rosa que te dije que floreció en Piscis?, se ha hecho un hermoso rosal de rosas rojas. Hoy saqué un ramo y las llevé al Mausoleo.

Nunca te dije, pero Athena me bendijo con su protección. Intentaron atacar el Santuario, guerrilleros sin importancia, sin dios, sin jefe. Eran caballeros renegados. Fueron diezmados inmediatamente, pero uno me dijo algo que me sorprendió. El tiempo se acaba.

Hoy fui a Géminis. Parecía que la armadura me llamaba a gritos y encontré la Máscara de Defteros… ¿Qué debo hacer con ella?, los reglamentos son claros. Pero no quiero que suceda lo mismo. No puedo permitirlo.

Han pasado dos siglos enteros Dohko. Dos eternos siglos… el tiempo se nos acaba.

Las estrellas brillan, Sagitario y Géminis están a su máxima brillantez. ¿Sabes lo que significa?

¿Recuerdas lo que te dije de la reencarnación?, creo que lo he comprobado.

Dohko, por primera vez, después de tanto tiempo, siento miedo. El mismo miedo que sentí al enterarme de la traición de Aspros. Tengo un mal presentimiento.

Las doce armaduras doradas han sido ocupadas. Son demasiado jóvenes, y temo que se pierdan en el camino. Intento por todos los medios educarlos y al parecer, todos me hacen caso. Salvo algunos casos extraordinarios.

Géminis se oscurece Dohko. La historia se repetirá y no puedo evitarlo.

Es hora que elija al sucesor. Dohko. Quizá no vuelva a escribirte. Te quiero.


Y después de ese día. Dohko dejó de recibir las cartas de Shion. Porque por más que se esforzaba, el mismo Shion bloqueaba su cosmos hacia él, las primeras veces lo odió, pero al leer sus cartas, lo fue entendiendo, con el paso del tiempo. Se volvió sabio, se volvió un verdadero maestro. Y Dolió.

Dolió muchísimo. Es anoche, desde hace siglos, Dohko no había llorado.


ID - El templo de la noche

Mis Roles Preciados:








avatar

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 25/07/2015
Edad : 31
Localización : México DF

Ver perfil de usuario http://rolfantasia.foroactivo.mx
Diosa de la Noche
Diosa de la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: [Saint Seiya] Dos Siglos | ShionxDhko

Mensaje por Algodón de Azúcar el Mar Ago 11, 2015 5:43 am

Sueño

Y es anoche, se quedó dormido. De esas pocas veces que le ganaba el sueño en su misión y sus ojos viejos, su cuerpo cansado, se relajaron.

Se sintió flotar en un mundo de ensueño, entre nubes de algodón, la suavidad del descanso mientras su cuerpo quedaba relegado al perder la conciencia, y fue cuando apareció. Un cosmos dorado lo rodeó, como abrazándolo lentamente, con un cariño que hacía tanto que no sentía. Dohko dejó salir una suave sonrisa de su arrugado rostro.

— Has venido… — y abrió sus cansados ojos verdes, frente a él, un acabado, viejo, arrugados cansado y sonriente Shion, se encontraba sentado, con esos ropajes de Patriarca, con el casco en su regazo.

— Nunca dije que me iría sin despedirme — Dohko entrecerró los ojos, sabiendo el significado de esa oración.

— Has muerto — Shion borró su sonrisa, sabiendo que eso lastimaba a su compañero, pero después suavizó su semblante.

— Tenía que hacerlo. Las estrellas lo dijeron. — Dohko suspiró suavemente, mirándole a los bellos ojos rosáceos.

— ¿Cómo…?

— No, Dohko. No preguntes el cómo morí — libra guardó silencio, aun cuando se negaba a hacerlo, se forzó, por que Shion había venido a verlo. Y su silencio solo hizo que Shion sonriera más. — Solo debes saber, que el Santuario te necesita… aun cuando no te muevas de Rozan — Dohko bajó la mirada con pesadumbre.

— Volvió a suceder — murmuró.

— Veo que sigues siendo tan perspicaz como siempre. Pero prométeme que no moverás ni un solo dedo. — Dohko frunció el ceño, su cuerpo pequeño, cansado solo se endureció y asintió. — Sé que es difícil, pero por favor. No lo hagas. Tu deber es guiarlos, en la Próxima Guerra Santa — y Dohko elevó la mirada hacia Shion.

Contempló exactamente aquello que no había notado, o no quería notar. Detrás de esas arrugas, esos ojos cansados, ese cuerpo desgastado, se encontraba aquel que conoció, pero del mismo modo que él. El tiempo le hizo mucho más sabio, el mejor Patriarca, porque él mismo lo había sentido, como el cosmos de Shion siempre bañaba el Santuario con paz, con armonía, cono el Patriarca Sage lo hacía.

— ¿Athena…? — Shion solo sintió. Respondiendo la pregunta de su amigo. Dohko sintió para asimilar la información.

— Pero no vine a hablar de eso Dohko. — Shion suspiró hondamente — Vine a verte después de dos siglos. Como dije en mis primeras cartas, quería venir a Rozan corriendo… te extrañaba, y me sentía solo. Tenía miedo — Dohko le miró con atención. El cabello de Shion seguía siendo verdoso, pero más pálido, era un color muy suave y sutil. Se veía incluso más alborotado de lo normal, o al menos de lo que él conocía.

Y lo descubrió.,

— Por eso no dejabas que me comunicara contigo con el cosmos… — Shion le clavó los ojos a Dohko y le sonrió. — Sigues siendo tan impulsivo — le respondió. Shion elevó uno de sus lunares, divertido.

— ¿Me lo dices tú? — Dohko se rio suavemente. — Estás viejo — le soltó con una sonrisa divertida, riéndose después con él.

— Sí, estoy viejo… ahora tu eres una estrella — le respondió mirando el cielo — ¿Sabes?, siempre leí tus cartas. — confesó.

— Sabía que lo hacías. Aun cuando jamás las respondiste. No sabes cuánto me hicieron falta tus bromas pesadas — no reprochó, ni siquiera se quejó, solamente miró el cielo, junto a Dohko. La constelación de Aries, brillando.

— Pero lo hiciste bien… —le respondió, en un susurro, quedándose callados, solo disfrutando de su presencia del otro.

Shion volvió a girar sus ojos hacia Dohko, y lo vio llorando.

— Dohko… debo irme — libra se giró a ver a su amigo, y lo vio rejuvenecido justamente antes, de que su presencia fuese desapareciendo, disipándose suavemente.

— Nos veremos pronto, amigo mío — Shion sonrió, antes de desaparecer.


ID - El templo de la noche

Mis Roles Preciados:








avatar

Mensajes : 194
Fecha de inscripción : 25/07/2015
Edad : 31
Localización : México DF

Ver perfil de usuario http://rolfantasia.foroactivo.mx
Diosa de la Noche
Diosa de la Noche

Volver arriba Ir abajo

Re: [Saint Seiya] Dos Siglos | ShionxDhko

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.